Un primer contacto con África

Septiembre de 2010

Aeropuerto El Tambo, Johannesburgo

Son las 8 de la mañana y acabo de llegar de un vuelo de casi 10 horas desde Buenos Aires en La Argentina. No he dormido muy bien durante el vuelo trasatlántico, de hecho dudo mucho que alguien a bordo haya podido descansar con comodidad, bueno al menos en clase económica porque la primera clase es muy diferente, ellos tienen cómodos y espaciados asientos que posiblemente pueden hacer muy las veces de cama sino no sabría cómo justificar semejante espacio.

El vuelo era operado por South African Airways, la aerolínea insignia de Sudáfrica. Bastaba con solo ver a las azafatas para sentir que ya no estoy más en América, ellas son oscuras como la noche y hablan un ingles fluido pero poco comprensible para mis oídos, tienen una entonación distinta a todo lo que había escuchado en Colombia.

IMG_1236

A pesar de su gigantesco tamaño, en ningún lugar del aeropuerto de El Tambo pude encontrar información sobre mi vuelo de la tarde, únicamente se muestran los vuelos inmediatos así que hay que estar muy pendiente para no estar sobre la hora. Al interior se encuentran tiendas de todo tipo incluso se pueden comprar pieles de cebras, la gacelas y otros animales, inicialmente pensé que era una broma o que eran sintéticas mas pude comprobar que efectivamente son de animales.

IMG_1240

No sé qué reglamentaciones tenga Sudáfrica en cuanto a la cacería de animales pero fue triste ver como los pobres animales son sacrificados para que sus pieles se vendan como cualquier mercancía. Por lo demás, pude encontrar una variedad interesante de artesanías locales, postales con fotos de animales o de nativos de la región, cajas repletas de vuvuzelas de colores y un sinfín de mercancía sin vender del pasado mundial de futbol.

IMG_1239

Dos horas después del medio día me dirijo a la puerta de abordaje del vuelo que me llevara finalmente a Maputo, la capital de Mozambique. Desde la ventanilla del avión puedo ver las grandes autopistas circundantes del lugar, espero regresar alguna vez para conocer aunque sea un poco la ciudad.

Aeropuerto Internacional de Maputo, una hora más tarde…

Finalmente he llegado a Mozambique, atrás quedaron los dos meses de trámites y los diez días de viaje que necesite para llegar aquí. Tal como me lo imaginaba, llegamos a un pequeño aeropuerto en un vuelo operado por LAM (Líneas Aéreas de Mozambique) que es la principal y prácticamente única aerolínea que opera en el país. A su ingreso nos recibe un enorme y bonito escudo con una leyenda abajo que dice “Republica de Moçambique” y luego pasamos a hacer fila para el correspondiente ingreso al país.

IMG_1250

– Colombiano? – me dice sorprendido el operador de inmigraciones, -What are you doing here? – Me pregunta en un ingles muy rudimentario. Le explico que vengo por parte de una organización internacional de estudiantes y le muestro la carta de aceptación que llevo rotulada con el logo de AIESEC. Me dice algo que no comprendo y luego me deja pasar sin problema. Paso a recoger mis maletas y salgo con ellas, miro por todos lados y solo veo a tres personas con carteles en las manos, ninguna lleva mi nombre. – Mierda, y ahora?

Se me acerca un señor de aproximadamente unos 38 años y comienza a hablarme en portugués. – I’m sorry I don’t speak portugués – le respondo, – Don’t worry, I speak english – se apresura a indicar el. Me pregunta que a qué hotel voy y que si ya tengo un transporte pero le digo que no me voy a hospedar en ningún hotel y que solo estoy esperando un amigo, a continuación me pregunta que si ya lo he llamado a lo que no se que responder, para ser honestos no me inspiraba confianza, de hecho ninguna de esas personas lo hacía porque como buen bogotano se que detrás de esas atenciones solo se esconde el interés de recibir un poco de dinero fácil, yo estoy recién llegado y realmente no conozco a nadie y mucho menos hablo la lengua local.

-No -, es todo lo que puedo contestar titubeando, así que él me dice que me ayudara a hacer una llamada y a cambiar algo de dinero, se que tiene razón así que no tengo más remedio que aceptar su ayuda, el toma el carrito de las maletas y se adentra en el aeropuerto.

Después de un rato me encuentro con las personas encargadas de recogerme. Daudo el presidente del comité local quien para mi fortuna habla algo de español y Pedro, oriundo de Portugal, me ayudan a arreglar cuentas con mi improvisado ayudante, toman mis maletas y nos vamos en carro.

Lo primero que veo a través de las ventanas son calles cubiertas de basura y sepultadas por un polvo rojo, como si alguien hubiera demarrado sangre sobre la arena. Sobre ellas están decenas de vendedores de rostros inexpresivos con sus puestos ambulantes y los niños con caras tristes están a la vuelta de la esquina. Un viento seco, una tarde oscura y un cielo gris completan un panorama dominado por la pobreza, en que me había metido?

Mi estadía allí no sería por más de una noche así que no tuve oportunidad de conocer mejor la capital, aun me esperaba un último vuelo a la mañana siguiente para finalmente alcanzar mi destino. Reflexionaría sobre muchas cosas esa noche pero jamás llegaría a imaginar que en mi próxima visita, ante mis ojos, me encontraría con una ciudad totalmente distinta, aunque eso ya es otra historia.

IMG_1254

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un primer contacto con África

  1. Las cebras puede que hayan muerto de tristeza. Tal vez ni las cazan, debe haber gente esperando pacientemente a que mueran de causas naturales para luego recojer sus pieles. 🙂 no? no?? :(.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s